La lista de amenazas externas a las que se enfrentan día a día tus cultivos es interminable: hongos, bacterias, ataques de plagas, nematodos en el suelo… pero por suerte la naturaleza es sabia y ha dotado a tus plantas de una serie de mecanismos que les ayudan a resistir y reponerse de esos ataques que tanto ponen en riesgo tu cosecha. La eficacia de estos mecanismos de defensa, al igual que en los humanos, depende de la calidad de su nutrición.

In

duc

to

res

de

defen

sas

Todos los productos

Inductores de defensas

La lista de amenazas externas a las que se enfrentan día a día tus cultivos es interminable: hongos, bacterias, ataques de plagas, nematodos en el suelo… pero por suerte la naturaleza es sabia y ha dotado a tus plantas de una serie de mecanismos que les ayudan a resistir y reponerse de esos ataques que tanto ponen en riesgo tu cosecha. La eficacia de estos mecanismos de defensa, al igual que en los humanos, depende de la calidad de su nutrición.

Nuestra línea de inductores de defensas está diseñada a partir de compuestos naturales que tienen la capacidad de generar reacciones de defensa y de estimular la síntesis de moléculas de resistencia en las plantas. Estas moléculas circulan a través del sistema vascular reforzando el sistema inmunitario, lo que da como resultado cultivos más fuertes y saludables. Nuestros inductores son productos de residuo cero.

El valor de un suelo sano

El agua y los nutrientes que componen el suelo son esenciales: garantizan el crecimiento y nutren los cultivos que el productor siembra. Además, los millones de microorganismos que viven en
la tierra fértil son beneficiosos para las raíces de las plantas que crecen en ellas. Por lo tanto, el mantenimiento de la salud del suelo resulta indispensable para el buen desarrollo de la agricultura.

Con un suelo sano, contribuimos a cultivar de forma más eficiente, con menor impacto ambiental y mayor beneficio. Gracias a la proliferación de microorganismos beneficiosos, nuestro
suelo se encuentra lleno de vida impidiendo el asentamiento de microorganismo perjudiciales.